'Among the trees' en Hayward Gallery es una experiencia sensorial donde los árboles son los protagonistas.

Lo verde y lo añejo, los troncos marrones y secos pero que, en algún momento tuvieron vida, ahora se encuentran inmersos lejos de su hábitat natural en un espacio brutalista de hormigón armado, la Hayward Gallery de Londres. Sin embargo todo ello coexiste armoniosamente, nada parece forzado. Una visita necesaria en la que la reflexión no estará ausente.

Escribe: Silvia Demetilla

Robert Adams, Eija-Liisa Ahtila, Yto Barrada, Johanna Calle, Eija-Liisa Ahtila, Gillian Carnegie, Tacita Dean, Giuseppe Penone, Abel Rodríguez, Ugo Rondinone, George Shaw, Robert Smithson, Jennifer Steinkamp, Thomas Struth y Rachel Sussman son algunos de los treinta y ocho reconocidos artistas cuyas obras forman parte de Among the trees.

Tacita Dean – Among the trees – Hayward Gallery, Londres

Tacita Dean fotografía en Crowhurst II (2007) uno de los árboles más añejos del Reino Unido. Su tronco flota, como si hubiera sido arrancado de la tierra y no tiene fondo, tal vez imaginando cómo se percibe a la naturaleza, fuera de contexto y como si nada tuviera que ver con la vida en general y con el planeta. Las marcas y pliegues en este tronco remiten a un ser que ha vivido mucho más de lo que nosotros viviremos, un testigo silencioso de una vida que transcurre.

Horizontal – Vaakasuora (2011), la video instalación de Eija-Liisa Ahtila, se conforma por seis pantallas y muestra un abeto (foto principal), probablemente a escala natural y en movimiento, pero ubicado en sentido horizontal, permitiendo una visión del mismo muy diferente a la que está acostumbrada el ojo humano. Una figura humana en la primera de las pantallas brinda escala humana y pone en evidencia la inmensidad de este árbol magnífico original de Finlandia.

Para llegar a la segunda instancia de Among the trees es necesario subir por una escalera de hormigón, enmarcada dentro de la misma arquitectura brutalista limpia y precisa. Ahora todo cambia, el espacio es luminoso y en un abrir y cerrar de ojos se pasa de la oscuridad a la luz.

Giuseppe Penoni – Among The Trees – Hayward Gallery, Londres

Giuseppe Penoni (1947 – Italia) nos espera en el primer piso de Hayward Gallery con tres obras fascinantes. En la primera de ellas (foto superior), el artista realizó una escultura de un tronco usando el mismo proceso del árbol de la sala inferior denominado Tree of 12 Metres (1980-1982). Esta escultura, que tiene más de cuarenta años, fue la primera y con ella iniciaría su trabajo con árboles, manifestando su preocupación por el tiempo y por el proceso de envejecimiento.

Giuseppe Penone – Among the trees – Hayward Gallery, Londres
Ugo Rondinone – Cold Moon – Hayward Gallery, Londres

‘Cold Moon’ (2011), de Ugo Rondinone (1964 – Suiza) fue fabricada en aluminio y enamel blanco. Esta escultura, moldeada en base a un olivo que crecía en el sur de Italia, tiene una forma peculiar ya que es el resultado de cientos de años de vida y de los efectos de la erosión del viento, la lluvia y las inclemencias del tiempo. Para Rondinone la obra es el fantasma de un árbol y un homenaje que condensa el paso del tiempo: ‘Allí el tiempo es abstracto’, dice el artista. ‘Cold Moon’ pertenece a una serie de doce esculturas realizadas en base a árboles de entre 1500 y 2000 años de antigüedad.

Ante ‘Cold Moon’ es imposible dudar que estamos en presencia de un árbol que tuvo vida propia en algún momento, cada detalle realista se manifiesta por sí mismo. Ya metafóricamente hablando, ‘Cold Moon’ podría compararse a un meteorito orbitando alrededor de la tierra.

Kazuo Kadonaga – Hayward Gallery, Londres

Blind Eye 1 (2018) es una video instalación donde el visitante puede sumergirse y participar visualmente de los cambios que sufren los árboles durante las sucesivas estaciones del año. En la obra de Jennifer Steinkamp (1958 – Estados Unidos), los troncos y ramas se mueven con el viento, pierden o ganan sus hojas según las estaciones. Se le dice eye (ojo) a las marcas que quedan en los troncos de los abedules cuando pierden sus ramas y de ahí la artista toma el nombre para su obra, los arboles también nos miran parecería querer decirnos, no hagamos la vista gorda (blind eye). Con estos videos Steink no pretende representar una visión ultra realista de los árboles, pero sí lograr que el espectador se desoriente y que se sumerja en una visión diferente que lo conduzca a una reflexión.

Es imposible separar la vida de los árboles del impacto que ha tenido en ella la actividad humana, y, en especial. el cultivo de suelos y la tala indiscriminada de bosques. Según un estudio reciente se estima que el número de los árboles en el Planeta Tierra hay descendido en aproximadamente cincuenta por ciento desde que, hace doce mil años, el ser humano comenzara a trabajar la tierra. En una de las secciones de la galería se muestra el modo en que la vida de los árboles ha sido afectada por la industria, la ganadería, los conflictos humanos, crecimiento de las ciudades. Los árboles no son ajenos a la vida del ser humano, son una parte imprescindible y es así cómo deberían ser tratados.

Among the trees demuestra que la vida de los árboles y los bosques es indispensable para la supervivencia y la imaginación, haciendo foco, en algunos casos, en las diferencias culturales de acuerdo a cómo la vegetación y los árboles son tratados en distintas partes del planeta y cuáles son los resultados económicos, prácticos y emocionales que juegan en nuestra vida diaria.


Among the trees
Hayward Gallery, Londres
4 de marzo al 17 de mayo de 2020


Esta muestra se encuentra cerrada con motivo del covid19 hasta próximo aviso.