Un sábado cualquiera en el Mercado de Tapinería en Valencia, y con un mate a medio cebar, Iris Serrano se asoma detrás de sus mágicas ilustraciones.

Su risa contagiosa se oye apenas cruzamos la puerta de entrada. Es así como un encuentro fortuito deriva en el descubrimiento de una artista integral que deslumbra, no sólo por su arte sino porque, además, hay algo que lo sostiene, una intención.

Entrevista: Silvia Demetilla
Edición Efímero & Eterno

«Nací en Valencia, mi papá es extremeño y mi mamá es canaria. Crecí entre las Islas Canarias y Valencia, pero estoy enamorada de Latinomérica y ahora me encuentro un poco de trotamundos», cuenta Iris Serrano sin dejar de sonreír y desafiando al griterío de un público que la rodea y asiste a esta feria para artistas emergentes, una de las más concurridas de la ciudad.

Ilustradora y muralista, Iris organiza festivales de arte y realiza trabajos en barrios marginales, allí donde «hay comunidades estigmatizadas separadas por una frontera invisible», según sus propias palabras: «Trabajo con ellos generando un formato distinto al de la cotidianeidad. Estoy muy feliz porque el muralismo cambia la estructura mental de ponerse delante de un papel. Ahí tienes que visualizar un edificio enorme y existe un contacto con la gente del barrio».

Hace algunos años Iris descubrió Payasos sin Fronteras, una organización que ofrece ayuda humanitaria a través de las artes escénicas. En ese momento su vida y su carrera profesional dieron un pívot: «Payasos sin Fronteras viaja a lugares de conflicto para hacer circo. La primera vez que los acompañé fue a Palestina. Yo intervenía algunos de los muros mientras ellos se presentaban. Ese viaje fue transformador y resiliente para mí». Un poco más tarde viajaría al Encuentro Internacional de Mujeres que luchan en México y a Colombia para trabajar con la población indígena en la Sierra de Santa Marta: «El activismo es una herramienta de transformación social que genera una esperanza a través de las artes».

La maternidad el feminismo y el activismo ocupan una parte importante en la obra de Iris Serrano. La artista que siempre comienza trabajando de manera analógica para luego agregar retoques digitales dice: «Nunca pienso en qué es lo que voy a dibujar, para mí es un proceso de canal. Yo me siento delante del papel y ahí vienen ellas».

El arte es una maravillosa herramienta para materializar los sueños y hacer que lo efímero se vuelva eterno»
Iris Serrano

Iris pinta casi siempre mujeres y muchas veces las acompaña de poesía y mensajes de justicia social: «Mi obra es pura emoción de lo que brota en el instante».

La Tundra – Edición Efímero & Eterno
Ordena tu copia impresa o digital visitando nuestra tienda


Si eres artista, nos encantaría conocer tu obra. Escríbenos para participar