La Tundra Revista

These Trees are Made of Blood | Review

La Tundra Revista Comentarios desactivados en These Trees are Made of Blood | Review

Anne-Marie_Piazza,_Rob_Castell,_Eilon_Morris_and_Josh_Sneesby_©helenmurray_These_Trees_Are_Made_Of_Blood_La_Tundra_RevistaOscilando entre la película Cabaret y Pina Bausch se pone en escena Theses Trees Are Made Of Blood en el Arcola Theatre de Londres. Hasta el 15 de julio. 

 

Review: Cristina Soria
Fotos: Helen Murray

     En Argentina entre los años 1976 a 1983  se produce lo que se dio a conocer como el Proceso de Reorganización Nacional, que consistió en la apropiación ilegítima  de bebés y la creación de centros de detención clandestinos. Durante estos años de terror de Estado alrededor de 30.000 personas han desaparecido y en este contexto de búsqueda incansable de sus hijos se creó la agrupación Madres de Plaza de Mayo.

     Alexander_Luttley_©helenmurray_These_Trees_Are_Made_Of_Bloody_La_Tundra_Revista     La obra de Amy Droper, These Trees are Made of Blood, surgió a partir de la experiencia personal que la llevara a vivir un año en la Argentina. Caminando hacia la Universidad, cruzando La Plaza de Mayo es donde se encontró con el testimonio de los años en que las Madres de Plaza de Mayo se acercaban a la Casa Rosada para solicitar por la aparición de sus hijos y debían “circular” por la plaza. Recordemos que esta es una agrupación que históricamente se ha enfrentado al poder.

      El país concentrado en un cabaret/nightclub, el Coup Coup Club, en el que su maestro de ceremonia es un General (Rob Castell), un ilusionista es el Subteniente Suárez (Neil Kelso) y un sugestivo bailarín es el Comandante de Aviación Campos. Junto a un ensemble en vivo se irán sucediendo los chistes y trucos de hipnotismo y magia junto con la participación del público.

     Neil_Kelso_as_Sub_Lieutenant_Suarez_©helenmurray_These_Trees_Are_Made_Of_Bloody_La_Tundra_Revista     Una sátira política de un grupo de dirigentes que hacen todo lo posible por mantener el orden instaurado y acallar las voces de reclamo de otra parte de la sociedad que está a disgusto. Una especie de re-contextualización de un circo romano.

     La segunda parte de la obra se convierte en un dark cabaret que se irá desmantelando tal cual la Junta en sus últimos años. Allí un agente de la CIA (Rosalind Ford) realiza un streap-tease mientras canta explicando el porqué de la intervención de ellos en el continente americano para culminar con la orden al General que “arregle este lío”.

     El nightclub se desintegra, y se harán oír los testimonios de los sobrevivientes de la Guerra Sucia. Con estas voces y el título de la obra, no se puede dejar de pensar en Para la Libertad, el poema de Miguel Hernández:

“Porque soy como el árbol talado,

Que retoño:

Y aún tengo la vida…”

* Cristina Soria (Argentina) es Historiadora del Arte y vive en Londres. 

Facebook Comments

Like this Article? Share it!

Comments are closed.