La Tundra Revista

Los embajadores del castellano en Londres

Foto: Maria R. D'Elia Demetilla

Foto: Maria R. D’Elia Demetilla

Para los hispanohablantes que aterrizamos en Londres la opción de enseñar castellano parece una alternativa profesional lógica y fácil.

Escribe: Ana Ramos*

Como profesora de español con algunos años de experiencia he recibido muchas consultas de gente desde otros países o en Inglaterra interesándose por las posibilidades de encontrar trabajo como profesor de español y los pasos a seguir para obtener las calificaciones necesarias en Reino Unido para poder llegar a serlo.

Es cierto que el interés por los idiomas en Reino Unido es creciente y según el último informe de Language Trends es la lengua más estudiada por los adultos (un 33%), está presente en el 24% de los colegios en Inglaterra y está siendo introducida en el currículo de cada vez más centros de secundaria

Con este panorama tan alentador ┬┐Es realmente una opción fácil y rápida? En primer lugar hace falta formación. No basta con que sea nuestra lengua materna y un par de cursos. En Londres hay muchas alternativas y conviene explorar detenidamente las opciones que existen en función de la institución o el tipo de alumnos con quien querríamos trabajar. Los cursos suelen ser asequibles y muchos de ellos se imparten durante el fin de semana. Es frecuente encontrar en estos cursos a personas que tienen otra profesión y que quieren reorientar su camino formándose como profesores a la vez que trabajan

Como las salidas profesionales son variadas es conveniente pensar detenidamente la opción que más nos convence antes de elegir un curso de formación para optimizar nuestros esfuerzos. Se puede trabajar en instituciones públicas, privadas, con niños o adultos, orientado a profesionales. Las calificaciones que se requieren son distintas según los casos. Una vez elegido el o los cursos ya estaríamos sentando las mejores bases para el desarrollo de un futuro profesional en la enseñanza: acceder a la formación adecuada y adquirir, poco a poco, experiencia docente.

Es necesario poseer un conocimiento profundo de la lengua y la capacidad didáctica para transmitirlo. Ser un investigador constante, estar familiarizado con las nuevas tecnologías, ser creativo, tener un profundo amor por la cultura de la que nuestra lengua es vehículo, pasión.

Y sobre todo mucho respeto por aquellos que emplean su valioso tiempo y dinero en aprender nuestra lengua, su ilusión vale todo nuestro cariño y esfuerzo. Tenemos una gran responsabilidad sobre nuestras espaldas, ser los embajadores de nuestra lengua.

* Ana Ramos es profesora de Español y fundadora de Yoplay, un grupo de enseñanza de idioma español para niños en Londres. Escribe su blog Tuerca de Pino

También te puede interesar leer

Books for London: Intercambio de libros

Revolución Analógica: Resistencia de los libros

 


Facebook Comments

Like this Article? Share it!

Leave A Response