La Tundra Revista

El legado de Despacito

La Tundra Revista Comentarios desactivados en El legado de Despacito

El triunfo global e inesperado de Despacito de Luis Fonsi y Daddy Yankee ha dado paso a una explosión de música latina en mercados angloparlantes en los que nunca antes había podido entrar.

Escribe: Alejandro Palekar Fernández

Su éxito ha sido como un aperitivo, un pequeño ejemplo de música hispana que ha abierto el camino al triunfo internacional para muchas otras canciones y remezclas.

Aunque fue un remix, —donde Justin Bieber canta en español—, el que introdujo el tema a gran parte de este nuevo público, es la versión original la que ha batido récords, siendo la canción más oída en la historia de Spotify y el video con mayores vistas de Youtube. Además, la semana pasada empató con una balada de Mariah Carey y Boyz II Men, logrando el récord de semanas en la primera posición de las listas Billboard de Estados Unidos (16 semanas). 

Como resultado, se ha propagado la música latina en territorios que tradicionalmente eran hostiles a canciones en idiomas extranjeros. De hecho, por si fuera poco, esta semana la lista de éxitos en Reino Unido cuenta con cuatro canciones en español entre su top 15: Súbeme La Radio de Enrique Iglesias, Sean Paul y Matt Terry,  Reggaeton Lento de CNCO con Little Mix, Mi Gente de J. Balvin y Willy William y, por supuesto, Despacito.

La fama de estas canciones se debe a que nos encontramos principalmente en la era de streaming. Plataformas como Spotify o Apple Music permiten a sus usuarios escuchar las canciones que deseen, sin tener que comprarlas. Las listas de éxitos ya no dependen de qué canciones han tenido mayor promoción por su discográfica ni cuáles se oigan más en la radio, sino cuáles decidimos oír más veces, está en nuestras manos. Es este nuevo sistema el que ha permitido que una colaboración de dos estrellas latinas desconocidos por la mayoría de la población británica haya triunfado de esta manera y sin apoyo radial en un principio. Mientras canciones como Macarena (Los del Río – 1993) o Asereje (Las Ketchup – 2002) fueron célebres en su época, fueron excepciones y no condujeron a una ola semejante como ha ocurrido este año, gracias a la nueva forma de consumir música.

Es irónico que nos encontremos en un momento musical tan globalizado y, a la vez, en un clima político tan nacionalista y en contra de los hispanos, entre los sueños de murallas de Trump y los deseos de echar a los europeos del Reino Unido con el Brexit. Sin embargo, no cabe duda de que la canción del verano ha sido Despacito, un tema en español  y, probablemente,  no será el último que escuchemos.

El mundo angloparlante finalmente ha abierto los oídos a sonidos diferentes que parecen gustarles. Nos pueden querer echar de sus países, pero, paradójicamente, mientras nos critican, sus piernas y caderas se mueven –perrean, perrean– a nuestro son.

separador_La_Tundra_Revista

Tu opinión nos importa, dejanos tu mensaje. Para escribir deberás estar conectado a tu perfil de Facebook

separador_La_Tundra_Revista

Unite a nuestra comunidad. Apoya al periodismo independiente.

Suscribite para recibir La Tundra edición impresa por correo por sólo £10.- anuales.

ltbanner1000

Facebook Comments

Like this Article? Share it!

Comments are closed.