La Tundra Revista

Cildo Meireles: Babel en Tate Modern

La Tundra Revista Comentarios desactivados en Cildo Meireles: Babel en Tate Modern
Babel_Cildo_de_Meireles__La_Tundra_Revista_2

© Cildo Meireles

Babel, una torre de radios portátiles en Tate Modern, obra de Cildo Meireles, propone experimentar sensorialmente de una manera completa y participativa. 

Escribe: Lorena Benéitez

Aludiendo al relato bíblico en el que ‘Dios, indignado por la construcción de una torre que llegaría al cielo, se dice que cambió las lenguas a los constructores para que no se entendieran entre sí‘. nos viene a la memoria, el óleo sobre tabla de la escuela flamenca realizado por Pieter Brueghel el Viejo, Torre de Babel (1563) con sus pequeños detalles y cientos de figuras humanas. La versión de su misma autoría, La pequeña Torre de Babel (1563) continuando con ese espiral ascendente, cilindros concéntricos y pisos a medio camino de construir.

Pieter Brueghel el Joven, Construcción de la Torre de Babel (Hac.1595) pinta de nuevo lo inacabado. De algo que está en permanente construcción, sea un atributo a lo arquitectónico o una posible metáfora de la confusión de lenguajes. Será el arquitecto y urbanista Rem Koolhaas (Holanda, 1947) quien nos instruya a la nueva Babel: de la torre metropolitana al monumento vacío.

En los años 60’s, el Neoconcretismo —movimiento que rechazaba el racionalismo extremo— de los brasileros Lygia Clark (1920-1988), Hélio Oiticica (1937-1980), Lygia Pape (1927-2004) o su propia generación, Arthur Barrio (Portugal, 1945) y Antonio Manuel ( Portugal, 1947) transitaban las críticas al Modernismo.

Cildo Meireles (1948) vive y trabaja en Rio de Janeiro, Brasil. En sus inicios, aprendería del ceramista y pintor peruano, Félix Alejandro Barrenechea (1921-2013). Su quehacer artístico se mueve entre lenguajes del land art y lo conceptual a una crítica al consumo, al mercado, a la represión, los problemas de comunicación, el arte y el objeto artístico. Perteneciente a la generación de la vanguardia artística brasileña de posguerra, con un compromiso firme a la historia reciente de su país y una realidad política marcada por la dictadura militar (1954-1985) mostrada ya en sus primeros trabajos, Inserciones en circuitos ideológicos (1970) y Mallas de libertad (1976-1977).

En su obra, Babel, entre luces en la oscuridad, ruidos indescifrables, pronunciaciones tantas como las calles de Londres, argumentos, acentos, melodías se visten con más de ochocientas radios apilables y de diferentes épocas con una estructura cónica —cinco metros de altura y dos de ancho—.

Reminiscencias a sus trabajos de escenografía teatral y cinematográfica transitan entre el espacio, arte y cuerpo, acentuando la pérdida del derecho a escuchar y la posibilidad de entender la historia narrada por otros. Con canales distintos, los diferentes idiomas, y el “ruido” en el ambiente expositivo del cuarto piso (habitación 7) de la galería Tate Modern, atendemos a una sensación abrumadora al ver y al oír.

Una estética de acumulación en una muestra de arqueología de eventos incomprensibles. O lo que es lo mismo, esa incapacidad de comunicarse a causa de todos los conflictos de la humanidad. Una suerte de información trenzada con más información. El poder de las telecomunicaciones, ese Cuarto poder al que aludía el independiente, polifacético y genial cineasta americano Orson Welles; el sociólogo canadiense Marshall Mc Luhan al referirse en Aldea Global (Gedisa, 1990); el pensador austriaco Ludwig Wittgenstein en su Tratado Lógico-Filosófico (Tirant Humanidades, 2016) nos enseña otras de las razones de peso a considerar.

“Desde niño, el radio siempre me fascinó. Me gustaba quedarme en la habitación, en la oscuridad, y sólo escuchar el sonido y ver aquellas lucecitas. Yo no conozco muchas lenguas, pero para mí la palabra más bella del mundo siempre ha sido lejos, algo que no está aquí, y esta obra tiene mucho que ver con esa palabra” (Entrevista BBC, 2012).

Cildo Meireles dirigiría la revista Malasartes (1975-6) con artistas emergentes Carlos Vergara, Bernardo de Vilhena, Carlos Zilio, Meireles Meirelles, José Resende, Luiz Paulo Baravelli, Ronaldo Brito, Rubens Gerchman o Waltercio Caldas. Experimental y lúdico, siempre comprometido con la profesión y sus disciplinas relacionadas, fundó de la Unidad Experimental do Museu de Arte Moderna do Río de Janeiro (1969), en un debate teórico propio de las artes latinoamericanas contemporáneas.

Babel en Tate Modern
Este evento ha concluido

Lorena Benéitez: Historiadora del Arte Contemporáneo. Escribe una columna de arte regular en La Tundra Revista impresa/digital. 

separador_La_Tundra_Revista

Tu opinión nos importa, dejanos tu mensaje. Para escribir deberás estar conectado a tu perfil de Facebook. 

Facebook Comments

Like this Article? Share it!

Comments are closed.