La Tundra Revista

Cildo Meireles: Babel en Tate Modern

La Tundra Revista Comentarios desactivados en Cildo Meireles: Babel en Tate Modern
Babel_Cildo_de_Meireles__La_Tundra_Revista_2

© Cildo Meireles

Babel, una torre de radios portátiles en Tate Modern, obra de Cildo Meireles, propone experimentar sensorialmente de una manera completa y participativa. 

 

Escribe: Lorena Benéitez*

 

Aludiendo al relato bíblico en el que ‘Dios, indignado por la construcción de una torre que llegaría al cielo, se dice que cambió las lenguas a los constructores para que no se entendieran entre sí‘. nos viene a la memoria, el óleo sobre tabla de la escuela flamenca realizado por Pieter Brueghel el Viejo, Torre de Babel (1563) con sus pequeños detalles y cientos de figuras humanas. La versión de su misma autoría, La pequeña Torre de Babel (1563) continuando con ese espiral ascendente, cilindros concéntricos y pisos a medio camino de construir.

Pieter Brueghel el Joven, Construcción de la Torre de Babel (Hac.1595) pinta de nuevo lo inacabado. De algo que está en permanente construcción, sea un atributo a lo arquitectónico o una posible metáfora de la confusión de lenguajes. Será el arquitecto y urbanista Rem Koolhaas (Holanda, 1947) quien nos instruya a la nueva Babel: de la torre metropolitana al monumento vacío.

En los años 60’s, el Neoconcretismo —movimiento que rechazaba el racionalismo extremo— de los brasileros Lygia Clark (1920-1988), Hélio Oiticica (1937-1980), Lygia Pape (1927-2004) o su propia generación, Arthur Barrio (Portugal, 1945) y Antonio Manuel ( Portugal, 1947) transitaban las críticas al Modernismo.

Cildo Meireles (1948) vive y trabaja en Rio de Janeiro, Brasil. En sus inicios, aprendería del ceramista y pintor peruano, Félix Alejandro Barrenechea (1921-2013). Su quehacer artístico se mueve entre lenguajes del land art y lo conceptual a una crítica al consumo, al mercado, a la represión, los problemas de comunicación, el arte y el objeto artístico. Perteneciente a la generación de la vanguardia artística brasileña de posguerra, con un compromiso firme a la historia reciente de su país y una realidad política marcada por la dictadura militar (1954-1985) mostrada ya en sus primeros trabajos, Inserciones en circuitos ideológicos (1970) y Mallas de libertad (1976-1977).

En su obra, Babel, entre luces en la oscuridad, ruidos indescifrables, pronunciaciones tantas como las calles de Londres, argumentos, acentos, melodías se visten con más de ochocientas radios apilables y de diferentes épocas con una estructura cónica —cinco metros de altura y dos de ancho—.

Reminiscencias a sus trabajos de escenografía teatral y cinematográfica transitan entre el espacio, arte y cuerpo, acentuando la pérdida del derecho a escuchar y la posibilidad de entender la historia narrada por otros. Con canales distintos, los diferentes idiomas, y el “ruido” en el ambiente expositivo del cuarto piso (habitación 7) de la galería Tate Modern, atendemos a una sensación abrumadora al ver y al oír.

Una estética de acumulación en una muestra de arqueología de eventos incomprensibles. O lo que es lo mismo, esa incapacidad de comunicarse a causa de todos los conflictos de la humanidad. Una suerte de información trenzada con más información. El poder de las telecomunicaciones, ese Cuarto poder al que aludía el independiente, polifacético y genial cineasta americano Orson Welles; el sociólogo canadiense Marshall Mc Luhan al referirse en Aldea Global (Gedisa, 1990); el pensador austriaco Ludwig Wittgenstein en su Tratado Lógico-Filosófico (Tirant Humanidades, 2016) nos enseña otras de las razones de peso a considerar.

“Desde niño, el radio siempre me fascinó. Me gustaba quedarme en la habitación, en la oscuridad, y sólo escuchar el sonido y ver aquellas lucecitas. Yo no conozco muchas lenguas, pero para mí la palabra más bella del mundo siempre ha sido lejos, algo que no está aquí, y esta obra tiene mucho que ver con esa palabra” (Entrevista BBC, 2012).

Cildo Meireles dirigiría la revista Malasartes (1975-6) con artistas emergentes Carlos Vergara, Bernardo de Vilhena, Carlos Zilio, Meireles Meirelles, José Resende, Luiz Paulo Baravelli, Ronaldo Brito, Rubens Gerchman o Waltercio Caldas. Experimental y lúdico, siempre comprometido con la profesión y sus disciplinas relacionadas, fundó de la Unidad Experimental do Museu de Arte Moderna do Río de Janeiro (1969), en un debate teórico propio de las artes latinoamericanas contemporáneas.

| Babel en Tate Modern
Lorena Benéitez: Historiadora del Arte Contemporáneo. Escribe una columna de arte regular en La Tundra Revista impresa/digital. 

separador_La_Tundra_Revista

Tu opinión nos importa, dejanos tu mensaje. Para escribir deberás estar conectado a tu perfil de Facebook. 

Facebook Comments

Like this Article? Share it!

Comments are closed.